13 consejos para mantener la calma durante una entrevista de trabajo. Parte II

Después de las primeras reglas de oro sobre como no ponerse nervioso ante una entrevista de trabajo, aquí os dejamos la segunda parte, esperemos que os gusten y lo más importante ¡os sirvan!

6.Prepárate

La mejor forma de mantener la calma, es estar preparado de todas las formas posibles. Investiga la industria y a la empresa, lo que hace, sus productos, la competencia que tienen. Anota todas las preguntas que quieres hacerle al entrevistador y practica con algún familiar o amigo las respuestas que puedes dar en la entrevista. Anota de dos a cuatro cosas que quieres que el entrevistador sepa de ti para poder ajustar las respuestas apropiadamente antes de que termine la entrevista. También deberías buscar quién es el que te va a hacer la entrevista y buscar su perfil en LinkedIn para saber cuál es su papel en la empresa. El conocimiento es poder, cuanto más sepas, con más confianza responderás a las preguntas.  

Las empresas quieren saber no solo si encajas bien en el puesto de trabajo sino también en la organización en sí. Busca la filosofía de la empresa y sus objetivos y plantéate cómo puedes contribuir tú desde tu puesto a lograr dichos objetivos.Al igual que no vamos a un examen sin estudiar, no deberíamos ir a una entrevista sin haber hecho los deberes.


7.Piensa en positivo y ten confianza en ti mismo

Previamente a la entrevista visualízate a ti mismo haciendo un gran trabajo, respondiendo a las preguntas con claridad e impresionándolos con tu conocimiento sobre la empresa.


Si tienes las manos temblorosas, júntalas y ponlas sobre las piernas. Si te tiembla la voz o sientes el estómago revuelto, respira profundamente varias veces e intenta mantener una sonrisa natural.
Piensa que si te han llamado para hacer una entrevista es por algún motivo, a alguien en la empresa le ha gustado tu currículum y cree que podrías encajar en el perfil que buscan. Recuérdate a ti mismo siempre que vales para el puesto y que eres la mejor persona que pueden encontrar. Si entras a la entrevista con esa confianza el entrevistador pasará por alto las muestras de nerviosismo.

8.Siéntate erguido y no te muevas con nerviosismo

Sentándote erguido y con los hombros hacia atrás, proyectarás de forma natural mejor tu voz que si estás encorvado. Además, parecerás más seguro de ti mismo incluso si estás temblando por dentro.

9.Respira y tómate tu tiempo

Cuando estamos estresados o con ansiedad tendemos a hacer respiraciones cortas. Inhalar y exhalar 
profundamente
hace que entre más oxígeno en la sangre, que es un relajante natural, y cuando estamos relajados podemos pensar con mayor claridad.

Tómate también tu tiempo cuando te hagan una pregunta, no creas que tienes que responder rápidamente con lo primero que se te pasa por la cabeza. Tómate tu tiempo para ordenar tus pensamientos y contestar de una forma clara e inteligente para impresionar al entrevistador. Si necesitas hacer pequeñas anotaciones para ello, hazlo.

10.Acepta el hecho de que cometerás errores

La empresa no está buscando la perfección, está buscando flexibilidad y capacidad de adaptación. Quitarte la presión de intentar ser perfecto te ayudará a llevar mejor la entrevista y le mostrará a tu futuro jefe que puedes mantener la calma bajo presión. Y si puedes hacerlo en la entrevista, puedes hacerlo en el trabajo.

11.Normaliza

No te estreses por el hecho de estar estresado. Todo el mundo se pone nervioso en cierta medida, solo necesitas de modo que no te impida dar lo mejor de ti mismo. Atiende a tus factores o circunstancias que te hacen ponerte nervioso, normaliza el hecho de que todo el mundo le pasa lo mismo que a ti.

12.Amigo, no enemigo

La persona que te está entrevistando no es tu amigo aún, pero pensar que es el enemigo va a hacer que se dispare tu adrenalina y dejes el sentido común atrás. Aprende lo que puedas de esa persona y piensa en él como un ser humano y no como una máquina de rechazar a la gente. Así podrás relajarte y ser tú mismo, piensa que ellos te necesitan, solo quieren saber más de ti para ver si eres la persona indicada para el puesto.

13.Recuerda que hay otros trabajos ahí fuera

No te presiones demasiado por estar en una entrevista de trabajo y habértelo jugado todo a una carta. Si ese fuera el único trabajo que hay ahí fuera para ti y esa fuera la única entrevista de trabajo que vas a tener, se entendería que estuvieras tan nervioso, pero recuerda que, ni ese es el único trabajo, ni esa la única entrevista, hay mucho más ahí fuera.

 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
https://www.facebook.com/happyandjob